domingo, 27 de septiembre de 2009

Jorge Debravo- poeta costarricense- 1938-1967







Hombre


Soy hombre, he nacido,

tengo piel y esperanza.

Yo exijo, por lo tanto,

que me dejen usarlas.

No soy dios: soy un hombre

(como decir un alga).

Pero exijo calor en mis raíces,

almuerzo en mis entrañas.

No pido eternidades llenas de estrellas blancas.

Pido ternura, cena,silencio, pan, casa...

Soy hombre, es decir,

animal con palabras.

Y exijo, por lo tanto,

que me dejen usarlas.

4 comentarios:

  1. Conocida era la afición de Debravo por las bicicletas. Yendo más lejos en su pueblo le decía su abuelo. -¡¡bájate de la bici chiquillo!!


    En sus primeros rodados practico el llamado "mano atada". Que en jerga infantil quiere decir ir en bici comiendo helado.

    Su mayor desilusion fue no poder tocar la harmonica andando en bici. Oséa, se puede pero el riesgo de tragársela es muy amplio y no hay nada mas penoso que un hombre al tratar de hablar suene un fuelle oxidado.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mariana, anexè tu blog, moito bonito. Villekanalla, una menciòn de honor al comentario del recuerdo y del òxido del descuido en las bicicletas y los intrumentos musicales. Gracias!

    ResponderEliminar
  3. a todos los que admiran la obra de este poeta turrialbeño, pueden adquirirla por internet desde cualquier lugar del mundo, en www.editlegado.com además tienen obras de diferentes áreas del conocimiento humano producidas en centroamérica.

    ResponderEliminar